Los pueblos más bonitos de Menorca

Menorca destaca al igual que el resto de islas del mundo, por sus preciosas calas, playas y mundo marino, pero hay otra parte que no es tan visitada o que no se suele destacar tanto, hablamos de sus pueblos. En este artículo hemos querido recomendaros los pueblos más bonitos de Menorca para que en vuestro paso por la isla no los dejéis de lado y os empapéis de todo su encanto.

Binibeca

Este es el pueblo más bonito y especial de la isla de Menorca. ¿Qué lo hace tan único? Te preguntarás. Pues lo que más atrapa a sus visitantes es la arquitectura blanquecina de sus casas y la frescura que envuelven sus calles. Binibeca es una preciosa villa marinera llena de pequeños barquitos, casas pequeñas de cuento con ventanales de madera y callejuelas empinadas y estrechas. Se creó en 1972 como lugar turístico imitando a otras zonas costeras y a día de hoy es uno de los sitios más visitados de la isla.

Situado a solo 20 minutos de Mahón, la capital menorquina, en Binibecar basta con recorrer sus calles sin prisa y entretenerte fotografiando cada rincón o simplemente caminando por el laberinto que forman sus casas. Encontrarás durante el camino varias tiendas de souvenirs y una pequeña calita. Sin duda un lugar para no mirar el reloj y dejarse llevar.

pueblos de menorca

Fornells

Se encuentra en la zona norte de la isla y como el anterior se trata de una villa de pescadores. Lo que más destaca de esta población es su paseo marítimo lleno de palmeras y pequeños barcos. Muchísima gente lo visita buscando una de las especialidades gastronómicas de Menorca, la caldereta de langosta, ya que es el mejor lugar para probarla. Otro de los manjares de este enclave son sus mejillones a la marinera, ¡toda una delicia! Si eres de los que les gusta la buena comida y el turismo gastronómico, esta parada no puede faltar en tu lista.

¡No todo va a ser zampar! Fornells también tiene bonitas calas a lo largo de toda su bahía que te recomendamos mucho visitar al igual que su Iglesia de San Antonio Abad y su Castillo de San Antonio.

pueblos de menorca

Ferreries

Seguimos con otro de los pueblos de Menorca más destacados lleno de historia y de naturaleza. Antes del fervor turístico, Menorca vivía sobre todo de la agricultura, el calzado y la bisutería, industrias que no se han perdido y siguen existiendo en Ferreries, por lo que cuando visites esta villa será un buen momento para pasarte por alguna tienda y llevarte un buen recuerdo de Menorca.

Otro de sus puntos importantes es su casco histórico y las preciosa playas que alberga su territorio, siendo algunas de las más bonitas de la isla como Cala Galdana o Cala Mitjana. Sin duda, lo que más te recomendamos para disfrutar de Menorca es que alquiles un coche para recorrerla; disfrutarás mucho más de tu escapada.

Es Castell

Este es uno de los pueblos de Menorca donde más notarás el paso de la conquista británica. Es Castell se sitúa al este de la isla y gracias a su situación geográfica es el pueblo donde primero amanece de toda España. Fundado por los ingleses en 1771, esta villa está llena de vida y sus gentes tienen un carácter abierto y hospitalario. Algunos de sus puntos turísticos más importantes son la fortaleza de La Mola, que no puede faltar en vuestro itinerario, el Museo Militar y el Castillo de San Felipe.

pueblos de menorca

Es Mercadal

Con un carácter y una estética típicamente menorquina, Es Mercadal nació en los alrededores de un mercado medieval. Se encuentra bajo el Monte Toro, al cual recomendamos subir y visitar el Santuario de la Virgen del Toro. Es el lugar perfecto para probar algunos de los platos más típicos menorquines así como para alojarse y seguir al día siguiente con el camino, ya que se encuentra en medio de la isla.